Recuerdo cuando nació mi primer hija, una de mis más grandes causas de ansiedad era dar pecho. Como saber si la bebé estaba comiendo suficiente, que tipo de alimentos tenia que consumir, como podría salir a algún compromiso sin estar mortificada, que tan mala era la formula, darle o no en publico etc, etc, cosas que seguramente a todas nos han pasado por la mente.

Hay mil quinientos motivos para preocuparnos al momento de dar pecho pero después de amamantar a mi tres hijas descubrí un pequeño secreto y aquí se los comparto:

Mi consejo es muy sencillo: RELÁJATE, relajarnos y disfrutar es lo mejor que podemos hacer al momento de dar pecho, pues amamantar no solo es lo más natural del mundo si no también una de las experiencias más hermosas de ser madres.

Es un don maravilloso que la vida nos ha regalado solo a nosotras las mujeres, la recompensa que tenemos por todo el desgaste del embarazo y el parto. Algo único, solo tuyo y de tu bebé, que nadie mas podrá entender y que no lo compartes ni siquiera con su padre. Y es que dar pecho hasta me hace sentir super poderosa.

Tal vez las que esten batallando han de decir que estoy loca pero créame yo también sufrí con mi primer bebe y lo único que me ayudo fue dejar de preocuparme y gozarlo. Ahora que estoy relajada todo fluye y se acomoda, María crece saludablemente y las dos somos felices.

Así que mi único consejo es relajarnos y hacerlo por y con amor. Ese amor infinito que tienes hacia tu hijo.

Podrás ver mil quinientos videos, tener todos los productos de apoyo, leer y leer artículos, libros y revistas al respecto pero si estas estresada lo más probable es que ninguno de los consejos vaya a funcionar. Olvídate del estrés, confía en tus instintos y luego intenta todo lo demás.

Entiendo que hay mujeres que se les facilita más que otras y algunas les es incluso imposible por cuestiones medicas. Si debes darle formula a tu bebé hazlo. Que si la formula es buena? en mi opinión no es lo mejor que le puedas dar, pero es mucho mejor a que tenga hambre o pierda peso. Lo primordial es que tu y tu bebé estén sanos y felices sin importar lo que opinen los demás.

Obviamente te aconsejo que si tienes la oportunidad de darle pecho, hazlo, no solo te ahorras dinero si no que nutres mejor a tu bebé y aparte creas un vinculo que no se borrara con los años.

Intenta dejar de mortificarte, mejor goza esos momentos y verás que tu leche va a aumentar. Aun que a veces parezca un sacrificio enorme tu sigue, pronto se convertirá en lo más sencillo, natural y hermoso de tu maternidad. Animo mamás, espero que les sirva besos. `

Close Menu