Mantenerte en forma no necesariamente es tener el mejor cuerpo, o ser la mamá mas fit del mundo, tomar licuados de proteína y tener una dieta estricta. Mantenerte en forma después de tener hijos es ser una mujer saludable y con energía para cargar, perseguir, brincar y jugar con tus hijos y disfrutar deliciosas cenas y postres con tu esposo y amigos.

No se trata de como te veas, se trata de como te sientes. No se trata de tener un estomago plano, se trata de poder bajar el mandado, los garrafones y el asiento de tu bebe sin dolores. No se trata de correr un maratón, se trata de jugar carreritas con tus niños y saltar con ellos en el brincolin. No se trata de verte como una modelo, se trata de sentirte segura para divertirte con tu esposo.

Mantenerte en forma después de tener hijos no es fácil, en especial cuando tienes varios niños, los días totalmente ocupados, un montón de piñatas a la semana y tu alacena llena de cosas deliciosas. Pero hay ciertas cosas que podemos incorporar a nuestra vida diaria que nos pueden ayudar.

Lo primero y mas importante es hacerlo por amor, por amor a ti y a tu cuerpo. No importa como te veas en este momento tu cuerpo es maravilloso, te ha llevado a miles de lugares, te ha permitido vivir experiencias maravillosas y sobre todo te ha dado el regalo de ser madre. Así que ámalo tal y como es.

El cambio tiene que venir de un lugar de amor, no de odio. Nuestro cuerpo sabe lo que necesita, solo tenemos que escucharlo. Ya sabemos que hacer, nos lo ha dicho millones de veces pero somos cabezonas y no queremos escuchar. Aquí les comparto algunas cosas que siento que me ha ayudado mucho a mi.

  • Toma mucha agua al despertar y el resto del día.
    Haz yoga (o cualquier ejercicio que te guste) antes de desayunar.
  • Activaté con tu niños, juega, brinca, baila.
  • Reduce tu consumo de alimentos de origen animal, esto incluye todo tipo de carnes y lácteos.
  • Come mas granos, frijoles, frutas y verduras.
  • No te excedas en cardio, si te gusta correr, spinning o ejercicios intensos super bien por ti, solo ten cuidado por que muchas veces este tipo de ejercicios nos provocan mas hambre y consumimos mas calorías que las que quemamos.
  • No te estreses, dale tiempo a tu cuerpo y relajate. A mi me toma 6 meses después de tener a mi bebe para volver a mi peso normal.
  • Disfruta, disfruta de tus antojos sin culpas! No te vas a morir por ese pedacito de pastel.

Recuerda que todo eso lo debemos de hacer por que amamos nuestro cuerpo y lo queremos cuidar, no por que lo odiamos. La salud no es solo física, si no también mental y espiritual, no te olvides de cuidar tu mente y corazón.

En lo personal, yo antes hacia un montón de ejercicios intensos como hitt, correr, pesas, cardio etc. Pero hice un alto y me di cuenta que mis días ya eran intensos y activos, si comenzaba el día con tanta actividad física en la tarde ya no tenia energía para jugar con mis niñas. Me di cuenta que ya había suficiente ruido en mis días como para poner música fuerte durante mis ejercicios. También me di cuenta que la comida de origen animal no me hacia sentir viva, pero tampoco la elimine por completo, los fines de semana disfruto de todo y si voy alguna restaurante o alguna casa a cenar estoy abierta a cualquier cosa todo me encanta pero entre semana procuro comer mayormente cereales, legumbres, frutas y verduras. Cada quien es diferente y yo eh cambiado mil veces mi rutina de ejercicios y mi manera de comer todo esta en conocernos y escuchar nuestro cuerpo, lograr un equilibrio.

Espero que les sirva. besos Mariana.

Close Menu