Las mañanas son mi parte favorita del día, el desayuno, el cafe, la oportunidad de empezar de nuevo, todo me encanta. Pero cuando tienes niños y necesitas llegar a tiempo a algún lugar, las mañanas se pueden convertir en un caos total. Nosotros y nuestros niños merecemos empezar el día de la manera más pacifica que se pueda, así que aquí están nuestros consejos para salir de casa con menos gritos y estrés (en la medida de lo posible jeje tampoco hacen milagros).

  1. Despiértarte antes que los niños. No hay nada mejor para el corazón y la mente que tener unos minutos de silencio para leer un libro, rezar, meditar o hacer ejercicio. Lo que sea que te identifiques y te guste hazlo antes de que tengas que atender a los demás.
  2. Prepara el uniforme una noche antes. Lo ultimo que quieres es estar buscando zapatos o calcetas abajo de la cama a las 7 am.
  3. Si tienes hijos menores de 2 años intenta preparar desayuno y mochila antes de despertarlos.
  4. Ten tres opciones de lunch favoritos y así no pierdes tiempo pensando en que ponerles. Una buena cajita con divisiones hace que su lunch se vea preparado con amor. Nuestros favoritos son fruta con yogurt y cereal, zanahoria o apio con aderezo ranch y sandwich o grill cheese y jícama y pepino con chile, quesito y nueces.
  5. Despiértalos de buen humor, dales tiempo de jugar mínimo 5 minutos y distráelos con una divertida historia mientras les pones el uniforme.
  6. Peinalos mientras desayunan. (yo guardo un cepillo, ligas y monos cercan del comedor)
  7. Lavar los dientes en el baño más cerquita al comedor o salida. Mi casa es de dos pisos así que las niñas se lavan los dientes después de desayunar en el baño de visitas. Si subimos de nuevos arriba mucho riesgo de distracciones.
  8. Lo más importante dales un beso y dile te amo todos los días no importa la prisa.

Media hora antes y media hora después de la escuela es un momento muy importante para demostrarle a tus hijos el amor que les tienes y darles seguridad. Separa de tu rutina este tiempo y entrégate totalmente a ellos. Por más loca que sea tu mañana intentemos no desesperarnos ni gritarles antes de dejarlos en la escuela, ellos se quedarán con esa impresión todo su día. Obviamente todos tenemos mañanas buenas y unas no tan buenas pero no import lo que pase no olvides darles un beso y decirles cuanto los amas todos los días antes de dejarlos en la escuela. Ahora si a disfrutar la libertad y aprovechar el tiempo para hacer lo que nos gusta y recargar energía para darles todo nuestro amor en la tarde. 

Besos M. 

Close Menu