Es impresionante como se va la vida tan rápido y nosotras entre tantos hijos, actividades, comidas, mandados nos volvemos locas tratando de sobrevivir y que sobrevivan ellos y aveces, solo aveces, nos olvidamos de disfrutar.

Como todo en la vida esta etapa es temporal y aun que hay días que parecen eternos nuestros niños pronto serán adultos y se irán de casa y lo único que quedará para siempre son los recuerdos que guardamos en nuestro corazón.

Pero si eres un poco parecida a mi, no le tengo mucha confianza a mi memoria, ya no recuerdo cuanto peso mi hija mayor y aveces me confundo entre la fecha de mi aniversario y la de su cumpleaños.

Por eso tomo fotos, fotos que al verlas despierten en mi el recuerdo y vuelva a vivir, aunque sea en mi mente, todos esos detalles. Poder recordar sus caritas, esas manitas sucias, las tardes cocinando y los días soleados en el parque, las noches de cuentos y las madrugadas sin dormir, los veranos en la alberca y las semanas encerradas en casa por el frío. Y es que, estoy segura que en algunos años hasta el momento mas estresante me parecerá perfecto.

Tomarle fotos a nuestros hijos debe ser algo divertido para ellos, recuerdos que muestren la realidad y no solo sonrisas perfectas fingidas, aquí están mis cinco secretos para tomarle fotos a niños pequeños.

 

  1. Asegurate que tengas suficiente luz, ya sea dentro o fuera de casa la luz será tu mejor amiga para tomar fotos bonitas. Evita la luz directa del sol.

  2. Captura los momentos sin que ellos volteen o posen, simplemente llevalos al parque o ponles un actividad que les guste y haz click. Claro puedes preparar antes poniéndoles ropa bonita, recogiendo su cuarto y peinándolos pero al momento de tomar la foto deja que se diviertan.

  3. Prepara todo antes de traer a los niños. Si prefieres las fotos planeadas, prepara la cámara, revisa la luz, termina de acomodar el set y ya que todo este listo hablale a tus hijos y que lleguen justo cuando tu estas lista para disparar.

  4. Dales dulces pequeños. A veces necesitamos que se queden quietos, así que ya con todo listo dale dulces o cereales que no se vean mucho en la cámara y que no hagan mugrero. Pon uno por uno justo donde te gustaría que posaran y una vez que los tengan en su boquita los haces reír y tomas las foto. Mis preferidos son gomitas o cerealitos.

  5. Agáchate, captura el mundo como ellos lo ven. Ponte a su altura y tus fotos serán mas reales y emotivas.

Toma muchas fotos, después de escoger la mejor puedes borrar todas las demás. Espero que les sirva!! Para fotos de recién nacidos y bebés menores de un año haré todo un post diferente.

Mi cámara: 

https://amzn.to/2x4V9aL

Lente que recomiendo:

CANON EF 50MM/ 1.8 STM LENSE: https://amzn.to/2LlDA9c=

 

Close Menu